HISTOLOGÍA: Generalidades de los tejidos


Histología

Tema: Tejidos

Tejidos: Generalidades y clasificación


Resultado de imagen para tejido

Los tejidos son cúmulos o grupos de células organizadas para llevar a cabo una o más funciones específicas.

A pesar de sus diferentes estructuras y propiedades fisiológicas, todos los órganos están compuestos por sólo cuatro tipos básicos de tejidos.

  • El Epitelio (Tejido Epitelial). Cubre las superficies corporales, reviste las cavidades del cuerpo, y forma glándulas.

 

  • El Tejido Conjuntivo. Subyace o sostiene estructural y funcionalmente a los otros tres tejidos básicos.

 

  • El Tejido Muscular. Está compuesto por células contráctiles y es responsable del movimiento.

 

  • El Tejido Nervioso. Recibe, transmite e integra información del medio interno y externo para controlar las actividades del organismo.

Cada tejido básico está definido por un conjunto de características morfológicas generales o propiedades funcionales. Cada tipo, además, puede subdividirse de acuerdo a las características específicas de sus diversas poblaciones celulares y de cualquier sustancia extracelular que hubiere.

Resultado de imagen para tejido epitelial

El tejido epitelial se caracteriza por la aposición estrecha de sus células y por su presencia en una superficie libre. Las células epiteliales, tanto cuando se organizan en una capa simple como cuando lo hacen en múltiples capas, siempre están contiguas entre si. Además, suelen estar adheridas unas con otras por medio de uniones intercelulares especializadas, que crean una barrera entre la superficie libre y el tejido conjuntivo adyacente. El espacio intercelular entre las células epiteliales es mínimo y carece de estructura, excepto a la altura de las uniones intercelulares.

Las clasificaciones del tejido epitelial a menudo se fundamentan en la forma de las células y en la cantidad de capas celulares, más que en su función. Las formas celulares pueden ser escamosas (planas), cuboides y cilíndricas. Con respecto a los estratos, pueden ser simples (una sola capa) o estratificado (capas múltiples).

 

Tejido Conjuntivo

Resultado de imagen para Tejido Conjuntivo

El tejido conjuntivo se define por su matriz extracelular.

A diferencia de las células epiteliales, las células del tejido conjuntivo están muy separadas entre sí. Los espacios intercelulares están ocupados por un material producido por las células. Este material extracelular recibe el nombre de Matriz extracelular.

La índole de las células y de la matriz varía de acuerdo con la función del tejido. Por lo tanto, para la clasificación del tejido conjuntivo no sólo se tienen en cuenta las células sino también la composición y organización de la matriz extracelular.

El tejido conjuntivo embrionario deriva del mesodermo, la capa germinal embrionaria media, y está presente en el embrión y dentro del cordón umbilical. Da origen a varios tejidos conjuntivos del cuerpo.

Un tipo de tejido conjuntivo que se encuentra en estrecha asociación con la mayor parte de los epitelios es el tejido conjuntivo laxo. En efecto, es el tejido conjuntivo sobre el que se apoya la mayoría de los epitelios. La matriz extracelular del tejido conjuntivo laxo contiene fibras de colágeno de distribución laxa y abundantes células.

En cambio, donde sólo se requiere resistencia, las fibras de colágeno son más abundantes y se disponen en forma más densa. Además, las células son relativamente escasas y se limitan a la célula generadora de fibras, el fibroblasto. Este tipo de tejido conjuntivo se describe como tejido conjuntivo denso.

Algunos ejemplos de tejidos conjuntivos especializados son el hueso, el cartílago y la sangre. Estos tejidos conjuntivos se caracterizan por la naturaleza especializada de su matriz extracelular. Por ejemplo, el hueso tiene una matriz mineralizada por calcio y moléculas de fosfato que están asociadas con las fibras de colágeno. El cartílago posee una matriz que contiene una gran cantidad de agua unida a los grupos hialurónicos. La sangre está compuesta por células y por una matriz extracelular en la forma de un líquido con abundancia de proteínas llamado plasma.

Resultado de imagen para Tejido muscular

El tejido muscular se define según una propiedad funcional: la capacidad contráctil de sus células.

Las células musculares se caracterizan por poseer grandes cantidades de las proteínas contráctiles actina y miosina en su citoplasma, y por su particular organización celular en el tejido.

Las células del músculo esquelético y del músculo cardíaco presentan estriaciones cruzadas, que son producidas en gran parte por la organización específica de los miofilamentos. Las células del músculo liso no exhiben estriaciones cruzadas porque los miofilamentos no alcanzan el mismo grado de orden en su organización.

Resultado de imagen para Tejido nervioso

El tejido nervioso consiste en células nerviosas (neuronas) y en distintos tipos de células de sostén asociadas.

Si bien todas las células exhiben propiedades eléctricas, las células nerviosas o neuronas están altamente especializadas para transmitir impulsos eléctricos de un sitio a otro del organismo;

también están especializadas para integrar esos impulsos. Las células nerviosas reciben y procesan información desde el entorno externo e interno y pueden tener receptores sensoriales y órganos sensoriales específicos para llevar a cabo esta función. Las neuronas se caracterizan por dos tipos diferentes de procesos a través de los cuales interactúan con otras células nerviosas y con las células del epitelio y del músculo.

 

Histogénesis de los Tejidos

Las tres capas germinales que dan origen a todos los tejidos y órganos son el ectodermo, el mesodermo y el endodermo. Las estructuras derivadas del ectodermo se desarrollan a partir del ectodermo de superficie o del neuroectodermo.

El ectodermo de superficie da origen a la epidermis (y sus derivados), al epitelio de la córnea y del cristalino del ojo, esmalte dentario, componentes del oído interno, adenohipófisis, y la mucosa de la cavidad oral y de la región distal del canal anal.

El neuroectodermo da origen al tubo neural, la cresta neural y sus derivados.

El mesodermo da origen al tejido conjuntivo; tejido muscular; corazón, vasos sanguíneos y linfáticos; bazo; hígado y gónadas con los conductos genitales y sus derivados; mesotelio, que reviste las cavidades corporales; y la corteza suprarrenal.

El endodermo da origen al epitelio del tubo digestivo; epitelio de las glándulas digestivas extramurales (hígado, páncreas y vesícula biliar); epitelio de la vejiga urinaria y la mayor parte de la uretra; epitelio del sistema respiratorio; glándula tiroides, paratiroides y timo; parénquima de las amígdalas; y epitelio de la cavidad timpánica y de las trompas auditivas (de Eustaquio).

Leave a Comment


Your email address will not be published.